Loading...

Holanda


2001♦ Este es un viaje que nadie debería perderse....  



Cronología del viaje:

Día 1: Madrid - Amsterdam Schippol
Día 2: Rotterdam
Día 3: Rotterdam
Dïa 4: Rotterdam - Delft
Día 5: Amsterdam
Día 6: Amsterdam
Día 7: Amsterdam - La Haya
Día 8: Utrecht
Día 9: Amsterdam - Madrid

Al igual que en otras ocasiones, en el verano del 2001 tiramos de internet con el objetivo de encontrar un destino desconocido a un precio asequible; y ese año el destino fue Holanda. Como el resto de Europa, Holanda no es un país barato, pero si aprovechas esas ofertas que aparecen en internet, te puedes pasar una semana a muy buen precio. Nosotros encontramos los pasajes de avión en Iberia.com a precio bueno y el hotel en booking.com; lo del hotel fue mucho... un Holiday Inn en Rotterdam, muy cerca del centro, con unas vistas espectaculares, una habitación enorme, sauna y piscina climatizada en la última planta, con vistas panorámicas... y todo ello por 4000 de las antiguas pesetas x noche!!!!!; evidentemente, chollos así aparecen una vez en la vida, pero nosotros supimos aprovecharla!

El viaje duró 7 días y realizamos el siguiente recorrido: con base en Rotterdam, recorrimos buena parte del país, visitando las ciudades más importantes; los dos primeros días se los dedicamos a Rotterdam, el tercero a Den Haag (La Haya); el cuarto, quinto  a Amsterdam, el sexto a Delft y el último a Utrecht. Las distancias entre ciudades no son grandes (entre Rotterdam y Amsterdam hay una hora y poco en tren) y las comunicaciones son muy buenas. Los trenes son cómodos y rápidos (solo les falta ser baratos...) y tienen la ventaja de que, tal y como ocurre en el resto de Europa, te dejan en el centro de la ciudad.



En Rotterdam se puede visitar el barrio de las casas cúbicas (cubic houses), su puerto (Leuvehaven), el puente de Erasmus, el Euromast (La torre de comunicaciones) y si te gusta la arquitectura moderna, sus impresionantes edificios de oficinas te asombrarán.

En Amsterdam la oferta es infinita. No te vayas sin haber alquilado una bicicleta para pasear por sus calles. Las visitas a la plaza del Damm, la Casa de Ana Frank, el museo Van Gogh, el mercado de las Flores o el museo de cera son casi obligatorias. Para los más atrevidos, un paseo por las calles del barrio rojo (prohibido fotografiar a las prostitutas) completará la vista a la capital Holandesa. Por supuesto, visitar algún coffe shop, pasear por sus canales y callejear por sus larguísimas calles comerciales son otras de las cosas imprescindibles en Amsterdam.




La oferta gastronómica también es muy importante y variada. No es barato comer en Amsterdam, pero tampoco es de escandalo. Hay varios complejos comerciales en el centro de la ciudad donde se puede encontrar una variada oferta de restaurantes, taperias, etc...

Den Haag (La Haya) es una ciudad pequeña y coqueta, cuyo principal atractivo es el palacio Real. El edificio del ayuntamiento antiguo o la plaza de Grote Markt también son lugares que no debes dejar de visitar. Este último está lleno de terrazas al sol; La plaza de Het Plein, el Castillo de Binnenhof o la puerta de la carcel son otros de los lugares de visita obligada. 



Delft es una población tranquila, muy cercana a Rotterdam. Solo pasear por sus calles es un auténtico placer. Sus canales, rebosantes de flores y nenúfares le dan un encanto especial a esta ciudad. Si observas sus edificios verás que la mayor parte de los que se encuentran en el casco antiguo están inclinados, debido a los canales. Merece la pena visitar el ayuntamiento y la plaza que lo protege.

Utecht es la ciudad universitaria por antonomasia. El ambiente universitario se palpa en sus calles. En esta ciudad, tradición y vanguardia se mezclan de forma armoniosa. Al igual que en las principales ciudades holandesas, los canales y las bicicletas mandan sobre el asfalto y los coches. No olvides una visita a su universidad. También tiene un mercado de las flores, al igual que Amsterdam, pero más modesto. Si puedes permitirtelo, tomate algo o come en alguno de los restaurantes ubicados a los margenes del "Canal viejo".  En Utrecht también se ubica el Museo del ferrocarril holandés, interesante exposición de trenes y tranvias.





En todas las ciudades holandesas, la bicicleta y el tranvía son los medios de desplazamiento más populares. Un consejo: en el tranvía no suelen controlar si tienes ticket o no (la máquina para expedirlo se encuentra dentro del mismo tranvía), pero si un controlador te pilla, la multa es considerable.

Por último, comentar que la cerveza y el chocolate holandés son tan buenos como la mejor cerveza nórdica o el mejor chocolate suizo!!!

Mis siguientes visitas a Holanda fueron por motivos laborales:

  • Mayo 2014: Amsterdam y La Haya 
  • Mayo 2015: Amstedam


 

 

 

 

 


24403 Ponferrada - Spain