Loading...

Luxemburgo



♦2003 Luxemburgo es uno de esos paises que sabes que está en Europa, pero es como Lienchestein.. que nadie sabe ubicarlo con certeza!
  Pero Luxemburgo está ahí, y es el país con mayor renta per capita del mundo!!!!!; El país entero no tiene más de 500.000 habitantes (como toda la provincia de León...) a pesar de que se nota el peso de la inmigración al pasear por sus calles.



Llegamos a Luxemburgo en un vuelo procedente de Madrid. Iberia Regional vuela en código compartido con Luxair, al aeropuerto de Luxemburgo; el vuelo dura poco más de dos horas y es cómodo. La ciudad se encuentra muy cerca de ciudades como Bruselas, Estrasburgo, etc...; aunque Luxemburgo se podría visitar en un solo día, nosotros le dedicamos seis. Los tres primeros se los dedicamos a la capital y a sus alrededores. Otro día nos fuimos a Bruselas a ver la "Caw Parade" (una maravillosa exposición urbana de vacas) y el quinto día nos fuimos a la frontera de Luxemburgo con Alemania, concretamente al Cantón de Echternach.




La Capital del Gran Ducado está salpicada de edificios interesantes, tales como el de la Gare Central (estación de tren), la Catedral de Notre Dame (iglesia barroca del s. XVII) o el ayuntamiento, además del palacio Ducal.




Desde la estación central, donde estaba nuestro hotel, se llega al centro de la ciudad atravesando dos puentes, a cada cual más alto, sobre el río Petrussa. La vista desde cualquiera de estos dos puentes es espectacular. La Rue Philipe es la principal arteria comercial de la ciudad; aqui encontrarás todo tipo de tiendas y restaurantes. Está en una zona de calles peatonales, en las que encontrarás tentacione culinarias cada dos pasos. La Plaza d´Armes está muy cerca de esta calle y está repleta de restaurantes. Muy cerca está la plaza de Guillaume II (Guillermo II), donde también se ubica el ayuntamiento, un edificio muy austero, con dos leones de bronce en su entrada. Y muy cerquita de esta plaza, el Gran Palacio Ducal. A su lado encontrarás el museo de historia de Luxemburgo. 



Rodeando el centro de la ciudad ´hay una especie de espolón rocoso, excavado y con muchos laberintos, conocido como "Le Bock", que sirvió de defensa a la ciudad; Hay un tren turísitico que parte de la plaza de la constitución, que hace el recorrido por toda la zona y tiene audición en español. Es muy turístico, pero merece la pena, por que las cuestas son impresionantes.




Para descansar, puedes utilizar el inmenso parque que rodea esta zona del Petrusse, o utilizar el parque que rodea a toda la zona histórica. Tambien se puede visitar el barrio europeo, al que se puede llegar andando o tomando un autobús urbano.

Por la noche, la marcha está en la zona de la Gare Central y en la plaza de Armas. Para compras, hay varias calles comerciales: la Rue Philipe o la avenida que une la Gare Central con el centro de la ciudad.


Para los amantes de la historia y de la 2ª guerra Mundial, a 5 kms. de Luxemburgo existe un cementerio Militar americano, en el que está enterrado el general Patton    y más de 5.000 soldados; Hay un gran monumento en cuyas paredes figuran los nombres, escuadrón y compaía de los soldados caidos en la contienda. La vista es única, pues hay miles de cruces cristianas y judias, cada una con su nombre. El cementerio es muy visitado y está perfectamente cuidado. Es una visita casi imprescindible para aquellos que quieran agradecer de algún modo a todos los que dejaron su vida muy lejos de su país para que hoy toda Europa no hable alemán por que a un lunático como Hitler se le había metido en la cabeza...; si te fijas en las cruces, la inmensa mayoría de los allí enterrados, no tenían más de 20 años y llegaron desde Estados Unidos para liberar a una tierra, Europa, que hoy les mira con más desprecio que aprecio....

 





Echternach es una de las poblaciones más grandes de Luxemburgo; se encuentra al este de la capital, justo en la frontera con Alemania (de hecho, puedes pasar de un país a otro con solo cruzar la calle para tomar una cerveza...); Echternach es una población tranquila y preciosa. Se llega tomando un autobús desde la parada de autobuses que hay al principio de la Rue de Philipe;  El recorrido se hace por una carretera entre bosques, y dura unos tres cuartos de hora. 

Pasear por sus calles es uno de los mayores placeres que se pueden encontrar en Echternach; callejuelas estrechas con casas perfectamente cuidadas y buen ambiente; Además, hay dos iglesias en Echternach. La más grande es la basílica de la abadía de Willibrord (ahora una escuela), rodeada por la abadía del siglo XVIII  y que se encuentra en el centro histórico. La otra es la parroquia de San Pedro y San Pablo. Se puede entrar en la abadia e incluso subir a la torre, desde la que hay una fantástica vista del pueblo.

Echternach sufrió las consecuencias de la segunda Guerra mundial, pero a pesar de ello ha sabido recuperarse, ya que se encuentra perfectamente restaurada; Como última recomendación, un paseo por la zona que bordea el rio Sauer para descansar y reponer fuerzas, puede ser un buen colofón a esta visita.


El plan de viaje a Luxemburgo fue el siguiente:

Día 1: Madrid - Luxemburgo
Día 2: Luxemburgo
Día 3: Luxemburgo
Día 4: Luxemburgo - Bruselas
Día 5: Echternach
Día 6: Luxemburgo - Madrid

 

 

 


24403 Ponferrada - Spain